El potaje de vigilia aúna ingredientes muy fáciles de conseguir, las espinacas, el bacalao y los garbanzos. Todo ello bien guisado.....

Una receta muy facil de hacer y que sienta de maravilla, sigue las fotos paso a paso.. Jornadas Gastronómicas calientes, Para compartir., Una receta muy rica y fácil. Comparte tu gusto .... No es necesario ser ningún experto en gastronomía.

Valoración:

  1. Vitaminas y minerales.
  2. El potaje de vigilia o Cuaresma.

Los ingredientes

500 g de garbanzos cocidos 250 g de bacalao desalado 250 g de espinacas, acelgas u otra verdura 2 huevos cocidos 1 cebolla 1 tomate 1 diente de ajo 1 rebanada de pan tostado 1 cucharadita de pimentón dulce 1/2 cucharadita de cominos en grano Vinagre Aceite de oliva Sal..

La preparación

Meter los garbanzos en una cazuela ancha y cubrirlos de agua caliente (o caldo o su agua de cocción) hasta un dedo por encima de su nivel. Llevar a ebullición. Mientras, sofreír en una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva una cebolla cortada finamente y el diente de ajo picado. Cuando estén ligeramente dorados, añadir el tomate rallado y sin piel. Salpimentar al gusto. Añadir a los garbanzos las espinacas o acelgas sin tallos, limpias y ya cortadas. Remover y dejar que hierva a fuego suave durante 5 minutos. Agregar el sofrito a la cazuela y revolver. Majar en un mortero el pan tostado junto con las dos yemas cocidas de huevo, sal, cominos, pimentón y un chorrito de vinagre. Cuando esté hecho una pasta, añadirlo a la cazuela y remover bien para que se integre en el caldo. Trocear el bacalao en pedazos o migas de tamaño bocado. Agregarlos a la cazuela con los garbanzos y las espinacas y mover ligeramente el recipiente con un vaivén suave durante 5 minutos. Probar el punto de sal y añadir más si es necesaria. Servir el potaje acompañado de la clara de huevo picada o cortada en cuartos a lo largo..

Follow Us

Últimas noticias

Most Read