Hoy toca una receta clásica de la repostería francesa: unas deliciosas madeleines, esponjosas, jugosas y delicadas.

Ingredientes:

120 g de huevos (unos 3 huevos no muy grandes) 120 g de azúcar blanquilla 100 g de harina de trigo de todo uso 4 g de levadura química 100 g de mantequilla con sal a temperatura ambiente (o mantequilla sin sal + un pellizco de sal) 100 g de chocolate sin leche para postres.

Cómo hacer magdalenas francesas con cobertura de chocolate:

Las magdalenas francesas son lo mismo que las famosas madeleines de las que seguramente habréis escuchado hablar. En este caso bañadas con una cobertura de chocolate en uno de sus extremos para hacerlas más irresistibles todavía, si cabe la posibilidad. Este dulce francés es adictivo y tiene un tamaño peligroso. Se come en dos bocados y es tan sencillo comer una tras otra sin darse cuenta que lo mismo vais a echar mano de una más y os encontráis con que el plato está vacío. Video recetas en directo a diario. Síguenos en Instagram @Derechupete Para prepararlas se necesita un molde especial con cavidades en forma de concha, de ahí esa forma tan bonita que tienen. Esto no quiere decir que no podamos preparar la masa y hornearla en las cápsulas de papel de nuestras magdalenas de toda la vida. Aunque el resultado no será el mismo. Las indicaciones de la receta se basan en estos moldes, así que no podemos garantizar cómo quedarán de otra manera. Dicen que las madeleines genuinas se caracterizan por el uso de mantequilla avellana o beurre noisette, que se consigue calentando la mantequilla al fuego hasta que los sólidos lácteos se requeman y la grasa adquiere un delicioso aroma a avellana que se transmite al bizcocho.