Sidebar Menu

Jueves, Jul 2020

Una de las mejores recetas de legumbres que hay, fabes con almejas. Esta maravillosa receta es de origen Asturiano.

Ingredientes:

Fabas asturianas 500 g Almejas de calidad, preferiblemente de Carril 400 g Puerro 0.5 Cebolla 1 Guindilla de Cayena un trozo Dientes de ajo 2 Perejil fresco unas ramitas Agua mineral para cubrir e ir añadiendo, aproximadamente 2 litros Zanahoria 1 Mantequilla 50 g Harina de trigo una cucharada  Aceite de oliva virgen extra una cucharada Azafrán unas hebras Vino blanco 100 ml.

Cómo hacer fabes con almejas:

La víspera ponemos a remojo las fabas en agua abundante teniendo en cuenta que absorberán bastante. Ponemos la olla a fuego vivo y cuando arranque el hervor espumamos para retirar las impurezas si las hubiera y bajamos el fuego al mínimo pero manteniendo la ebullición. Mientras, picamos en brunoise muy fino el puerro, media cebolla y la zanahoria y los añadimos a la cazuela, junto a la mantequilla y unas hebras de azafrán. Dejamos cocer tapado y a fuego bajo durante unas 2 horas y 45 minutos, añadiendo agua fría si fuera necesario cuando veamos que se va consumiendo. El truco de la mantequilla es de Marcos Morán de Casa Gerardo y hace que queden más cremosas. Sacamos las almejas de la malla y las ponemos en remojo en un plato hondo con agua y sal para eliminar la arenilla durante dos horas. En una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva, pochamos lentamente la guindilla, dos dientes de ajo muy picados y la otra media cebolla. Agregamos la harina y removemos bien, incorporando el vino blanco. Metemos entonces las almejas bien escurridas, agregamos uno o dos cucharones del agua de la cocción de las fabas y tapamos para que se abran las almejas. Después, espolvoreamos con perejil muy picado. Para ensamblar este plato de cuchara, mezclamos las fabas con las almejas en salsa verde, retirando la guindilla de Cayena y agitamos la cazuela agarrándola de las asas en movimientos circulares o de vaivén para evitar que las fabas se rompan. Dejamos cocinar dos minutos con el fuego al mínimo y dejamos reposar para que los sabores se asienten.

Back To Top