Los gofres belgas, o gofres de Bruselas están preparados con una masa con levadura. Normalmente, pero no siempre, es más ligero, más grueso y más crujiente y tiene agujeros más grandes que otras variedades de gofre. Son fáciles de diferenciar de los gofres de Lieja por su forma rectangular...

Una receta que volverá locos a los niños en casa. Los gofres son un postre barato y muy sencillo., podemos conseguir unos magníficos gofres sin salir de casa.

Ingredientes

  1. Más información.
  2. Cómo preparar los clásicos gofres belgas.

500 gr. de harina 25 gr. de levadura 200 gr. de margarina o mantequilla derretida 1/2 l. de leche 1/2 l. de agua 4 huevos 1 sobre de azúcar de vainilla 5 gr de sal.

Preparación

Disolver la levadura en 1/4 l. de agua tibia. Batir la clara de huevo hasta el punto de nieve. Pasar la harina por un colador en un bol y hacer un pequeño hueco en medio. Tirar la levadura disuelta en el hueco y mezclarlo con un poco de harina. Remover con la leche tibia y las yemas de huevo. Uno por uno, añadir la mantequilla derretida, la clara de huevo al punto de nieve, la azúcar de vainilla y la sal. Dejar que la masa suba en un lugar caliente hasta que se haya doblado de tamaño. Poner un poco de masa en la máquina de hacer gofres. Espolvorear las gofres con azúcar glass o poner nata encima..