p>Hoy os traemos esta receta, acompañando los mejillones de la conocida Salsa marinera, que suele utilizarse para preparar almejas..

maneras más clásicas de preparar los mejillones.los mejillones al vapor y los mejillones en vinagreta, os mejillones son de los mariscos más nutritivos En España contamos con el Mexillón de Galicia. un manjar que nos ofrecen las Rías gallegas Un producto de máxima calidad y sabor, que podemos aprovechar de multitud de maneras en Cocina.

Valoración

  1. Esta receta de salsa marinera es ideal para almejas y mejillones,.
  2. Perfecto para el aperitivo.

Ingredientes

El caldo de cocer mejillones y almejas o bien caldo de pescado, en total debe haber unos 150-200 ml (si no tienes suficiente puedes añadir un poco de agua). 1 cebolleta tierna (o una cebolla pequeña). 1 diente de ajo. 1 cucharada sopera de harina (rasa, sin rebosar). 1/2 cucharadita de postre de pimentón dulce. 1 guindilla seca (opcional, añádesela si te gusta un toque picantito). 2 ramitas de perejil fresco. 100 ml de vino blanco. 1 cucharada de sal gruesa. Aceite de oliva y agua..

Elaboración:

El primer paso siempre es limpiar y cocer los moluscos para poder reservar el caldo que sueltan y utilizarlo en esta salsa. Podéis ver aquí cómo preparar las almejas y aquí los mejillones para que se abran y suelten su caldito. Cuela el caldo obtenido y resérvalo. Además si vas a utilizar la misma olla en la que has abierto los moluscos, deberás lavarla antes de seguir con la receta. Ahora vamos con la salsa marinera. Pela el diente de ajo y pícalo finito y pela también la cebolleta y pícala lo más pequeña posible. En un cazo aparte pon el ajo y la cebolleta con un poco de aceite de oliva a fuego medio (nosotros hemos puesto nuestra placa de inducción Brandt al 6) para que se vayan rehogando durante unos 5 minutos, hasta que la cebolla esté transparentándose pero no se haya dorado. Incorpora la harina y el pimentón y revuélvelo todo con unas varillas para conseguir que la harina se tueste un poco y el pimentón desprenda su sabor, con 2 minutos será suficiente y siempre a fuego medio o bajo para evitar que se queme. Añade también la guindilla picadita si te gusta el toque picante. Incorpora el vino blanco, revuélvelo todo y deja que se evapore su alcohol (tardará unos 2-3 minutos). Echa el agua de cocción de las almejas o los mejillones colada, la cantidad es al gusto. Si lo prefieres puedes echar la mitad primero y después ir añadiendo más para regular su espesor. En caso de que te falte caldo y esté demasiado espesa puedes echarle un poco de agua sin problemas. Sigue removiendo la salsa con las varillas a temperatura baja, se irá poniendo espesita y desprenderá su delicioso y característico olor. Pruébala por si tienes que rectificarla de sal aunque en principio no hará falta ya que el líquido de las almejas y los mejillones la aporta. Pon las almejas o los mejillones de nuevo en la olla en la que los habías cocido y vierte encima la salsa. Pica el perejil y añádeselo también. Revuélvelo todo bien para que se impregnen con la salsa y deja que se cocinen en ella 5 minutos más con la olla tapada.

Follow Us

Últimas noticias

Most Read

  • Week

  • Month

  • All