Sidebar Menu

Domingo, Sep 2020

A quién no se le hace la boca agua nada más leer el nombre de la receta?.

Ingredientes:

Para 4 personas 1 pierna de cordero de 1,5 kg aproximadamente, a poder ser con su grasa 150 ml de vino blanco 800 g de patatas 3 dientes de ajo 1 cucharadita rasa de romero seco en polvo 1 cucharadita rasa de tomillo seco Aceite de oliva Sal y pimienta negra recién molida.

Preparación:

Sacar el cordero de la nevera para que esté a temperatura ambiente cuando lo metamos al horno. Meter en la base del horno una fuente con agua para que el ambiente del horno esté húmedo, y precalentarlo a 260 grados. Pelar tres dientes de ajo y cortarlos en láminas gruesas. Hacer pequeñas incisiones con un cuchillo en la carne y meter las láminas dentro. Salpimentar la carne y frotarla con el romero y el tomillo. Ponerla en otra fuente (no la del agua) e incorporar el vino y 150 ml de agua. Hornear 20 minutos, apagar el horno y dejar dentro el cordero 3 horas. Importante: no abrir la puerta del horno en todo el proceso. Mientras, en una cazuela en el fuego, cocer las patatas sin pelar en agua hirviendo durante 15 minutos. Sacar y dejar que se sequen. Cuando esté el cordero, sacarlo y pasar la salsa a un cazo pequeño. Reducir la salsa al fuego a la mitad. Mientras se reduce la salsa, cortar las patatas en trozos pequeños y saltearlas en una sartén con aceite. Servir el cordero acompañado de las patatas y la salsa. Si el cordero se hace con antelación y se ha quedado frío, se puede recalentar en el horno bien tapado y a temperatura suave (100 grados). Darle un buen golpe de grill.

Back To Top